martes, 16 de febrero de 2016

El Clan Inugami, Seishi Yokomizo

Mientras tiene lugar el fin de la Segunda Guerra Mundial, a lo largo del más frío invierno, se suceden una serie de crímenes sádicos y espantosos.

En el Japón de mediados de los años cuarenta, Sahei Inugami, poderoso jefe del gripo Inugami, muere en su mansión a la venerable edad de 81 años. En su juventud, Sahei fue rescatado de la pobreza y de una muerte segura por un sacerdote shinto. Sin embargo, tras la muerte de Sahei su deuda de gratitud con el sacerdote desata una maldición que provoca una serie de espantosos y extraños asesinatos, mientras los miembros de la familia Inugami se enzarzan en una desesperada lucha por su fortuna.

Al descubrir los terribles secretos, as relaciones prohibidas, la monstruosa crueldad y las identidades secetas del clan Inugami, Kindaichi desentraña la compleja red de relaciones y pasiones humanas que se esconden tras los asesinatos.





Opinión personal

No soy muy asidua a este tipo de lectura de misterio, más porque no se me ha dado la oportunidad que por gusto y debo decir que Yokomizo no me ha decepcionado en lo absoluto! Su estilo narrativo es tan ágil y dinámico que en vez de sentir de que se le escribe a una hoja de papel, sientes como el autor te relata la novela a ti, generando que uno se sienta participe de este entramado de situaciones  y asesinatos. Yokomizo en su relato da tales giros inesperados que uno queda como… 



Es muy difícil hacer una reseña sin hacer spoliers, ya que cada detalle cuenta. Primeramente el autor nos presenta la historia de vida de Sahei Inugami, de cómo llegó a ser el magnate de las telas e hiso surgir un pueblo, esto gracias a Daini Nonomiya, sacerdote sintoísta quien acogió a Sahei cuando estaba en la miseria. De esta manera, logra surgir formar una fortuna y una familia, quienes al morir el patriarca Inugami a sus 81 años quedan en expectativa de que pasará con su herencia, ya que existe un testamento que no puede ser leído hasta el regreso de su nieto mayor, Kiyo, de la guerra, sin embargo, este no vuelve a casa de la manera que todos esperan…


La historia tras la herencia envuelve desde sus hijas, nietos y hasta descendientes del sacerdote Nonomiya, por lo que podemos ser testigos como trabaja el detective Kindaichi analizando a cada uno de los personajes y situaciones. Destacando por mí parte la descripción de los lugares, vestimentas y espacios del Japón de aquella época.

Kindaichi, quien es el protagonista de la mayoría de los libros de Seishi, es un detective con una personalidad y gestos humanos, por lo que a pesar de su inteligencia y astucia uno no siente una “distancia” hacia él. El personaje es una especie de Sherlock Holmes japonés, de hecho en el país del sol naciente, su popularidad es tal que cuenta con varias adaptaciones (cine, tv, manga), siendo la última estrenada en el cine, el año 2006, la cual espero poder ver pronto. 

  

El libro publicado en el año 1950 es una de las principales obras del autor y desgraciadamente la única traducida a nuestro idioma, lo cual considero una pena dado lo mucho que amé el libro.

Para quienes no están familiarizados con la cultura japonesa, al inicio del libro hay un apéndice un listado de los nombres de los personajes y el rol que cumplen en la historia, facilitando así la lectura.  También hay un árbol genealógico, para quienes como yo puedan enredarse de quien es hijo de quien o esposo.

Como ñoñaotaku que soy, mientras leía el libro me fue imposible no imaginármelo como una película del Detective Conan, siendo que Kindaichi es muy distinto a Shinichi, mi mente automáticamente se iba a su personaje xD.


El autor

Seishi Yokomizo nació el año en 1902, falleciendo el año 1981 con 79 años. Estudio farmacia para hacerse cargo del negocio de la familia. Renunciando a esto para dedicarse por completo a la literatura.

En 1980 se creó el Premio Yokomizo, en honor al autor. En este se premia unanovela policiaca anual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario