lunes, 18 de enero de 2016

Mi mamá anoche vio una película y: la Odió.

Ayer hizo un calor del infierno aquí en Santiago y en regiones, incluso en la noche, hacía demasiado calor y mientras yo estaba asándome a fuego lento en mi habitación intentando dibujar mientras escuchaba a Iggy Pop, esperando a que me diese algo de sueño en algún momento (bueno, quien me manda a tomar cierta bebida con cafeína a la 01:00 am), mi mamá (mejor conocida como madre o mami) estaba en el primer piso viendo una película. Yo no sabia cual, solo estaba encerrada en mi habitación.
Hoy cuando baje a tomar desayuno, me encontré con la sorpresa de mi mamá mirándome y diciendo:

-Mama: anoche vi cincuenta sombras de Grey y pucha la película fome.-Yo: ¿enserio no te gusto?-Mama: la odie, es simple, no me gustó él, odié la actuación de ella, no sé, no me gustó.
Entre los argumentos de mi madre está el que la historia la encontró simple, no tenía un punto donde uno dijera ¡O que buena es esta película!, por el contrario, encontró las escenas donde hay sexo muy forzadas y no le gustaron, no le gusto la dinámica entre los protagonistas, según ella no tenían esa chispa estilo: Me agradas en la vida real. En pocas palabras la odió.
Bueno, yo la vi y no la odié, pero igual hay puntos donde coincido con mi mamá, como lo es la relacion entre los protagonistas, estilo esa chispa de frescura que hay entre algunos protas de otras películas donde se siente la confianza, mas allá si me gusto (leí los libros y si me gustaron), soy del tipo de persona que respeta la opinión de los demás tanto literarias como del séptimo arte, ya como hay colores, hay tipos de lectores y todos son válidos como igual.
Bueno, les quería presentar la opinión de mi mamá sobre cincuenta sombras de grey que me causo mucha risa hace un rato atrás.

Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario