miércoles, 8 de julio de 2015

Beautiful Player: Un seductor irresistible - Beautiful Bastard #3 Christina Lauren

Hanna llega a Nueva York para trabajar en un respetado laboratorio. Tiene veinticinco años y se ha pasado la vida estudiando para construir su brillante futuro profesional. Se podría decir que es una rata de biblioteca, ensimismada en la ciencia y sus estudios. Como es de esperar, no tiene vida social Nueva York es el lugar perfecto para encerrarse aún más en su torre de marfil. Su hermano, Jensen, está muy preocupado y quiere ayudarla para que se relacione con más gente. 

Por suerte, Will Summer, uno de sus mejores amigos, está trabajando en Manhattan y las cosas le van muy bien. Le pide que introduzca a Ziggy, así es como siempre han llamado a su hermana pequeña, en su círculo de amistades. Will acepta a regañadientes. No le apetece tener que cargar con aquella mocosa empollona a quien recuerda vagamente, pero lo hace por Jensen. Hanna tampoco está demasiado conforme. 

Recuerda a Will como un chulo engreído, un ligón sinvergüenza, un mujeriego sin escrúpulos... en definitiva un donjuan de poca monta que nunca la impresionó. No podrían ser más distintos, pero poco a poco se irán descubriendo mutuamente y entablarán una relación muy especial.





Beautiful Player  es el tercer libro de la serie Beautiful Bastard (de la que me he leído todos los libros, incluyendo el ultimo publicado), que cuenta la historia de la inteligente científica de veinticuatro años que pasa encerrada en su laboratorio llamada Hanna Bergstrom (más conocida como Ziggy), quien producto de la preocupación de su hermano por su escasa vida social la lleva a conocer al infame, increíblemente brillante Will Sumner.

Bueno, decidí hacer la reseña del tercer libro antes de segundo ya que simplemente me enamora más la historia de Hanna y Will que la de Max y Sara  (no sé qué me pasa con el segundo libro que  nunca termina de enamorarme). En la reseña sobre el primer libro comente que esta es una de mis series literarias (o saga) favoritas, ya que en el caso del primer libro, no recuerdo haberme reído tanto con una relación de  una relación amor-odio como la de Bennet y Chloe, además que tanto Bennet Ryan como Will Sumner pasaron  a ser parte de mi harem de hombres literarios que amaría encontrar en algún momento de mi vida ja. 


Vamos directo a la reseña!




La historia parte con Hanna, quien su familia apoda "Ziggy"  quien es una dedicada científica que pasa más tiempo en un laboratorio trabajando con células que en su casa o haciendo vida social con alguien.  Buueno, producto del estilo de vida que lleva, su hermano mayor comienza a preocuparse por ella y le entrega el número de su mejor amigo que por las casualidades de la vida -al igual que Hanna-  vive en nueva york.


Ahhh, ahora viene el momento de presentarles a Él…


Will Sumner es uno de mis amores literarios, es increíblemente inteligente (siempre hace referencias científicas), junto con su amigo Max Stella tienen una empresa donde mezclan negocios con biotecnología (su especialidad, donde tiene un doctorado) y… ¡además es deportista! Él tiene una vida organizada, tiene dos “compañeras de cama” (o amigas especiales) con las que intercala una semana una, una semana la otra (y si ¡las dos saben de la existencia de la otra!), respeta a las mujeres ya que vivió casi toda su vida con su madre y dos hermanas mucho más mayores que él.
 (mencioné que tiene un sentido del humor gigantesssco, el cual siempre sufren Bennet y Max)

Un día, recibió la llamada de la hermanita de uno de sus mejores amigos y sin pensarlo, partió rompiendo su rutina de salir a correr solo y la comenzó a incluir en su organizada vida para que la muchacha no estuviera sola.
Cuando Will ve a Hanna, esta totalmente diferente a lo que el recordaba como la dulce y silenciosa adolescente que siempre estaba leyendo, es más extrovertida, no se guarda nada de lo que pasa por su cabeza y es curiosa,  por lo que comienza a formarse una amistad entre ambos. Para el resto del mundo en el que se mueve esto es raro, ya que las dos únicas amigas que tiene Will que en realidad ve como sus amigas y nada más allá son Chloe y Sara (protagonistas de los dos primeros libros y novias de sus mejores amigos Bennet y Max), por lo que no es inusual que la joven, sin tapujos e inteligente científica comience a ganarse algo más que el corazón del “rompecorazones” Will Sumner.
La relación de amigos de ambos se sustenta en el hecho de que Hanna quiere que Will le enseñe a conocer gente, que la ayude a tener una vida más social y eso incluye a cómo debe comportarse en frente de los chicos, pero las cosas comienzan a mezclarse y ambos terminan en una extraña relación de amistad, donde los sentimientos comienzan a hacerse presentes de una manera fuerte, pero ninguno de los dos quiere dar el primer paso.
Este libro es entretenido, rápido para leer y a mi gusto, uno de los mejores de la serie...


Tengo dos citas que amé del libro que quiero incluirlas:


-¿Cuánto falta?
Me miró con una deliciosa sonrisa de suficiencia en la cara.
—Menos de un kilómetro.
«¡Por Dios!», exclamé hacia mis adentros.
Me enderecé y alcé la barbilla. Podía hacerlo. Era joven y estaba en buena forma... hasta cierto punto. Me pasaba casi todo el día de pie, corriendo de una sala del laboratorio a otra, y siempre usaba las escaleras cuando me iba a casa. Podía hacerlo sin problemas.
                                                                              -Hanna

Esta cita me identifica, ya que Hanna es todo menos deportista, ella iba con otra mentalidad a correr y una sesión de deportes para ella era subir y bajar las escaleras… al igual que para mi.


—Creo que yo soy Kitty —dije cuando se alejó el camarero. Al ver que la conversación enmudecía de repente, me di cuenta de que mis amigos habían estado charlando alegremente de cualquier gilipollez mientras mi pobre cerebro se sumía en la desesperación delante de sus narices—. Me refiero a lo mío con Hanna —aclaré, escrutando sus rostros para captar alguna señal de si me seguían o no—. En nuestra relación, yo soy Kitty. Yo soy el que dice que me basta con que nos enrollemos y ya está, pero no es verdad. Soy yo el que dice que me parece bien que echemos un polvo el tercer jueves de los meses impares con tal de poder estar un rato con ella. Es el a la que dice: «Oh, no necesito que volvamos a enrollarnos».
                                                           -Will

Amo esta escena, siento que mi pobre y lindo Will esta taan vulnerable, además reconocer eso frente a tus amigos  no es nada, pero cuando tus amigos son Bennet Ryan, Max Stella y la única e infame Chloe Mills, es un verdadero reto (en especial cuando utilizaran la información recién recibida en tu contra).

Espero pronto tener el libro en fisico, ya que leer tantos Ebooks me esta dejando muuuy corta de vista :C

Bueno, solo decirles que es un libro que les recomiendo muchisimo, mi favorito junto con el primero de todos los publicados por estas autoras.


3 comentarios:

  1. Hola! Muy buena reseña, solo leí el primero y espero poco a poco irme haciendo con todos.
    Un Beso.
    Mis Momentos De Relax.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja gracias por pasar a mi blog!
      A mi me encanta esta saga, espero te gusten los demás c:
      besos!

      Eliminar
  2. Hola no he tenido la oportunidad de leer la serie, pero verdaderamente esta entre mis pendientes.
    Ojala pronto los consiga y te cuento que me parecieron ;D

    Por cierto te he nominado al Tag Este o Este, si gustas realizarlo te dejo el link para que cheques cuales serían los libros:
    http://paginasseductoras.blogspot.mx/2015/07/book-tag-este-o-este.html

    ResponderEliminar